** Por el año 1981, Ricardo Della Gaspera se desempeñaba como jefe de mantenimiento en una empresa frutícola, en las inmediaciones de la ciudad de Tunuyán. Allí disponía de un galpón con herramientas y materiales con los que reparaba las herramientas agrícolas. Con algunos conocimientos sobre pintura y dibujo, surge la inquietud de intentar fabricar un cuchillo a su gusto, en sus ratos libre fue eligiendo y probando materiales, hasta que por fin logró obtener los resultados esperados con distintos modelos. Eran piezas simples que fueron obsequiadas entre amigos, ya que todavía no imaginaba un futuro comercial.

 

** Pasado un tiempo, la empresa donde trabajaba el señor Della Gaspera decide cerrar sus puertas dejándolo desempleado. Luego de varios fracasos al intentar conseguir nuevos empleos, con casi 40 años y una familia que mantener, es cuando decide dedicarse de lleno a esta actividad y es así como nace RDG cuchillos. Con esfuerzo y perseverancia comienza a equipar su propio taller para la fabricación de cuchillos, y gracias a la colaboración de algunos amigos, inicia las primeras ventas de sus piezas artesanales.

** En la actualidad, en Mendoza, en la localidad Sancarlina de La Consulta y bajo el majestuoso paisaje de la Cordillera de Los Andes, se encuentra este emprendimiento personal con un taller provisto de maquinas herramientas para efectivizar la producción de los distintos modelos.

** En los comienzos los aceros utilizados eran obtenidos de elementos tan diversos como las sierras circulares que usaban grandes aserraderos, como así también barras de torsión que luego del tratamiento térmico adecuado se trabajaban para obtener las hojas, las que luego se conjugaban con otros elementos como el bronce, las maderas o astas de ciervo, y así obtener productos de acabado personalizado con el estilo de Ricardo Della Gaspera.

** A medida que transcurría el tiempo, Ricardo fue conociendo nuevos materiales, como lo son los aceros de aleación, aceros inoxidables y aceros damasco, que luego elevarían la calidad de sus cuchillos como a la de los que se conocían internacionalmente.

** La popularidad de sus trabajos llega luego de recorrer gran parte del país al asistir a diferentes ferias regionales como las que se hacen distintas provincias como Mendoza, Córdoba, Neuquen, Río Negro, Buenos Aires, etc. El intercambio con otros artesanos, motiva la incorporación de nuevos elementos, como maderas exóticas provenientes del noreste argentino, la plata labrada y la alpaca.

Cuchillo criollo: corresponde a el cuchillo que tradicionalmente usaba el gaucho argentino. Posee una hoja de forma triangular de entre 20cm a 35cm de largo y entre 2,5mm a 6mm de espesor, y cabo recto, que puede estar formado en espiga o ser entero a continuación de la hoja. La vaina es de cuero curtido o crudo y posee terminaciones en los extremos del cabo.

Cuchillo facon: es el modelo que se usaba desde el siglo XVIII y que se obtenía de recuperar las bayonetas usadas en las guerras, a estas se las encababa con madera y se obtenía un cuchillos de entre 30cm y 40cm de largo, la forma es mas fina que la de un cuchillo criollo, no mas de 3 cm de ancho y unos 4mm de espesor, el cabo es recto y cilíndrico, posee una guarda en forma de cruz como protección durante los combates.

Cuchillo caza y pesca: son modelos diseñados para distintas funciones, suelen ser de hojas asimétricas, varían tanto el ancho de las mismas como las puntas. El largo suele variar entre los 10cm a 28cm. A la vez pueden servir para actividades como camping.

Juegos de cubiertos: generalmente se componen de cuchillos criollos, tenedores y cucharas, llegando a formar un conjunto de 36 piezas.

www.rdgcuchillos.com.ar © 2008 | Todos los Derechos Reservados | Diseño Web Grupo Seri-Net